In memoriam

In memoriam
Siscu del Papaya

martes, 2 de mayo de 2017

UN VELERO LLAMADO A POC A POC MORENITO


Ángela,  en la ribera del Manzanares, donde  los patos del alcalde,  garzas,  y algún cormorán, dieron vida al río, su mirada recreaba pensando en un lugar  donde poder navegar, mientras un deportista marino, en la mediterránea orilla de inigualable ciudad, viendo delfines saltar, para circunnavegar la tierra soñaba bajel preparar; siguió el destino y medió, para que ambos unidos, siempre prestos a zarpar en demanda de cualquier puerto, iniciaran desde la Imperial, alegres, emocionantes, y a veces duras singladuras  difíciles de olvidar, también de Cádiz recordar, con el ausente amigo Fico, como en otras ocasiones con su Nowanda,  Angela acompañara a manejar.


Angela acompañando a Fico en el Nowanda
Mas frecuente no es que gente de la mar se entregue en gallinas cuidar, y desconozco si es afición por amor, o ahorrativa mujer donde materia prima tener, y de huevos disponer para tortilla de papas hacer.
Extrañado un buen amigo,  que de risa fácil es  y contagiarla también, de gallinácea afición de mujer navegante, guaseábase  el tunante mientras brazos agitaba y entre risas, apretando a la vez, semejase a gallina al poner; brazos por alas, labios por pico, y mientras los movía,  con estrecheces cual si güiwol  sacara, a la sufrida ave imitaba:  a poc, a poc, a poc, a poc …, y Angela que entre risas, exclamaba, ¡Morenito! ¡Morenito!,  se desternillaba, así de esta alegre manera surgíó el nombre con que se quedó,  y Angela con  Alfonso César,  más por segundo apellido el buen amigo  conocido, con el A poc a poc Morenito  surcaron con aventuras  mares,  mientras ella,  lejos de la costa,  huevos frescos de su pita añorara.

A poc a poc Morenito
Unidos formaron  pareja en la mar,  con travesías y regatas plenas de éxitos, y anécdotas que contar, alegres y divertidas,  cuando no agotadoras  en interminables jornadas ,  hasta el puerto arribar, aunque luego en tierra sabían aprovechar.


Ejemplar  tripulación, en velero veloz, con patrón que de pura sangre no solo es, de pura vida tal vez, pues como los ticos dicen del ser que lleva tatuado en sus genes: humildad, bravura, vida, conformidad, buen  hacer..., muy buen amigo también, y para lucir de ellos, comprobad podéis, clicando aquí, que no os engaño,y también interesantes anécdotas, tocando el hombro izquierdo del ratón conoceréis, quienes la suerte no tenéis, a esta pareja de buenos amigos, virtud que entre marinos no escasea  y tan necesaria es en la mar.

Con mar de leva en el Atlántico

De empopada con balón

Limpiando el Caribe

Si iban, orto; de regreso ocaso

Huevos frescos no hubo, pero pescado no faltó

Regresando

Polizón en Barbados

¡Buena mar y buen viento, queridos amigos!





                                                                          











                                                                          




No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se admiten comentarios provocadores, injuriosos o que expongan falsedades, burlas o críticas perversas, evitando temas de política o dogmáticos de religión, siendo responsabilidad los autores del contenido de dichos comentarios o entradas.
Las fotografías son de distinta procedencia, desconociendo la propiedad de las mismas. Si alguien no desea que se publiquen le rogamos nos lo comunique para proceder inmediatamente a descolgarlas.